Antes de comenzar, empezaremos preguntándonos, ¿qué es el corredor del Mediterráneo? Es un servicio ferroviario que recorre la costa este española. Gracias a esto tendríamos un acceso a los puertos españoles que permitiría un ahorro en costes y un beneficio medioambiental. Por otro lado, tendríamos una gran red donde los ciudadanos disfrutarían de diferentes destinos.

Todo parece positivo. Es un proyecto que nos beneficia a todos. Cartagena está situada entre los puertos con mayor tráfico de mercancías, superando los 15 millones de toneladas. Pero esta construcción está estancada, no importa que afecte al 50% de la economía española.

Como su nombre indica este corredor discurre entre las costas mediterráneas, pero… ¿Qué ocurre cuando llega a la capital marítima? Nada, absolutamente nada. En su lugar se desvía hacia Murcia, hacia la ciudad vecina. A la hora de plantear un proyecto de esa índole pienso en el por qué no sigue su camino por el puerto de Cartagena. Uno de los más importantes de España.

Tiene una explicación sencilla. Simplemente por el hecho de que sus vías van a recorrer Murcia, fomentando la creación de 5.000 empleos y el aumento de las exportaciones. Pero cabe destacar y recordar que más del 60% de las exportaciones salen a través del mar de la ciudad olvidada, de la ciudad histórica en cuyo puerto se avivaron numerosas batallas. Pero hay otras que también se disputan desde hace bastante tiempo, y no, no las vamos a perder.

Y es que en circunstancias así se ve la rivalidad que existe entre ambas ciudades, no les sirven los datos del PIB, contamos con más del 33% de la Región. Un proyecto que aportaría crecimiento a la ciudad de Cartagena, que serviría para incrementar el turismo y que daría a conocer todos los tesoros que en ella alberga.

Sabíamos que no teníamos demasiada ayuda para resplandecer, pero es que lo que ellos no saben es que brillamos con luz propia.

lavozdelajuventudagosto

A %d blogueros les gusta esto: