Hace escasamente un mes, el alcalde de Cartagena, José López (MC), remitía una carta al consejero de Hacienda, Andrés Carrillo, argumentado por escrito el listado de proyectos prioritarios para el desarrollo futuro del municipio que requieren financiación de la administración regional para convertirse en una realidad y, de esta forma, impulsar el progreso de Cartagena. Entre ellos, cuestiones relativas a infraestructuras clave como los accesos a la zona Oeste; trabajos para evitar inundaciones o referente a la accesibilidad y movilidad. López seguía este procedimiento a instancias del consejero deseando el inicio de una  relación más cercana, justa y solidaria.

La respuesta a este escrito del consejero Carrillo llegó el 12 de diciembre pasado, unos días antes de conocerse que el proyecto de presupuestos regionales vuelve a suponer reiterar el ya habitual desprecio y absoluto abandono a las necesidades de Cartagena y los cartageneros por parte del Gobierno de la CARM.

En la citada comunicación de tres folios de extensión, Carrillo, ante la solicitud de las necesarias inversiones de López para el municipio, hace ver al alcalde que “Cartagena cuenta con el hospital público más moderno de España”, obviando, eso sí, que las prestaciones sanitarias del centro hospitalario de Santa Lucía trascienden al ámbito municipal y también tienen como beneficiarios a vecinos de otros municipios y, por otra parte, olvidando las gravísimas carencias de Cartagena en materia sanitaria como el rechazo a cumplir la ley emanada de la Asamblea Regional que solicita el funcionamiento pleno del Rosell, insistente política de abandono que ha merecido el rechazo de la sociedad civil, representada por plataformas ciudadanas, profesionales y Gobierno municipal.

Otra vez, Carrillo hace ver al alcalde que en Educación “Cartagena cuenta con infraestructuras y recursos públicos ampliamente desarrollados en todos los niveles”, afirmando que podría ser rebatida sin gran dificultad desde La Aljorra. El consejero se despide excusándose por no “haber podido reunirnos”, lo que deja entrever la apretadísima agenda que padece Carrillo, dada la imposibilidad de mantener un encuentro con la persona que dirige el Gobierno de la segunda ciudad en número de habitantes de la CARM y auténtico motor industrial y turístico de la economía regional.

En este contexto, el alcalde de Cartagena, José López, ha lamentado que, una vez más, los presupuestos regionales “no atienden las necesidades de los cartageneros, olvidando, como es costumbre, necesidades históricas para el municipio como el demandado plan para barrios y diputaciones; medidas contra la contaminación en el municipio o la mejora de infraestructuras”.

López ha denunciado, igualmente, que el Gobierno autonómico mantenga “un criterio discrecional que perjudica un año más a Cartagena y sus habitantes”.

El primer edil ha puesto de manifiesto que las únicas inversiones previstas para Cartagena sean “para ampliar la sede del Gobierno regional usurpada al Museo Regional de Arte Moderno (MURAM); una pequeña cantidad para la Casa del Niño, eso sí, sin devolver el Centro Histórico Fotográfico de la Región (CEHIFORM) a Cartagena, y otra aún inferior para reformar el Cine Central, lo que demuestra que sólo adquirieron un proyecto”.

José López ha invitado a los grupos de la oposición en la Asamblea Regional a “que demuestren su compromiso con Cartagena o sean cómplices de unos presupuestos injustos”, reseñando que “el Ejecutivo regional ha demostrado que conoce y reconoce el maltrato, pero no ha querido poner freno a éste ni ofrecer soluciones”, y además, ha añadido, “lo ha hecho evitando dar la cara, porque no cumplió su palabra de reunirse, limitándose a contestar con una  carta vacía de contenido el pasado día 12”.

En otro orden de cosas, el primer edil ha indicado que “resulta especialmente llamativo que para el proyecto de la ZAL en Cartagena se destinen únicamente 50.000 euros y que la recuperación del Anfiteatro (100.000 euros) tenga la misma partida que las reformas de la sede del Gobierno regional en el MURAM”. Del mismo modo, ha explicado “predomina la indeterminación en las partidas para el Mar Menor; sigue sin cumplirse la Ley del Rosell y tampoco se atienden las competencias impropias que ha asumido el Ayuntamiento”. Por último, López ha finalizado denunciando que “una vez más, los presupuestos regionales prolongan el sistemático maltrato a Cartagena, dejando de manifiesto que las siglas políticas tienen más importancia para el Gobierno regional que la lealtad institucional que debería imperar en beneficio del interés general, el progreso y bienestar de la ciudadanía”.

alcalde

A %d blogueros les gusta esto: