A la suciedad de los procedimientos, se une ahora un posible riesgo para la población

Como es de sobra conocido, la escasez de agua en nuestra Comarca provoca que, cada vez más, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT) recurra al agua de las desaladoras, que llega a través de tuberías que le aportan hierro (soluble y no soluble).

En cuanto a la red municipal, que mantiene y conserva la concesionaria, existen sectores antiguos con bridas metálicas e incluso acometidas de plomo, siendo éste un metal pesado.

El resultado es que en diversas zonas del municipio, la mayoría de ellas cercanas a los depósitos y tomas de la MCT, el agua se aprecia con un tono amarillo, generando una enorme preocupación entre los ciudadanos que encuentran desaconsejable su consumo.

Ante las dudas que suscita esta situación, MC programó, a través del laboratorio municipal, unos controles adicionales a los de Hidrogea, que los actuales responsables del Gobierno local han eliminado de su borrador de presupuesto para 2018.

Por ello estamos en condiciones de afirmar que a ‘Caostejón’ y el PSOE poco o nada les importa la calidad del agua o la salud de los ciudadanos, puesto que han eliminado una partida de más de 300.000 € para dejar en manos de la concesionaria estos análisis.

Se trata de una imprudencia que MC quiere denunciar y pone en conocimiento de todos los ciudadanos, quienes abonan su recibo en el que la concesionaria incluye conceptos dudosos a cambio de un agua que llega amarilla a sus casas y que, por supuesto, no se atreven a consumir.

Es por ello que exigimos que una vez ‘Caostejón’ ya tiene su foto de la pírrica bajada del agua, se interese por la calidad de ésta y la salud de los vecinos y, de modo inmediato, demande los controles extraordinarios que procedan y haga públicos todos los resultados.

La incapacidad socialista está yendo demasiado lejos y además de incumplir las normas y claudicar ante la concesionaria, ahora genera una gran inquietud social por no trabajar en beneficio del interés general y la salud de los ciudadanos y sí, por su puesto.

Por eso le demandaremos en el próximo Pleno una explicación y medidas concretas. Si  no se las ofrece a los ciudadanos o resultan insatisfactorias, estudiaremos otras vías legales porque está en juego la salud de los cartageneros.

 

A %d blogueros les gusta esto: