*Declaraciones de María José Soler

 

 

Esta mañana, la concejal del Grupo municipal MC Cartagena, María José Soler, ha comunicado la voluntad de su formación de buscar el consenso del Pleno al objeto de que el Gobierno local inste al Ejecutivo regional a que éste, a través de la Consejería de Salud, determine la atención ininterrumpida de pacientes en la unidad de Hemodinámica del Hospital de Santa Lucía.

De esta forma, los cartageneristas, a través de una moción que será defendida en el pleno del 6 de junio, se hacen eco de “las quejas recabadas de familiares de pacientes que narran sus desventuras en el Santa Lucía, con una situación que por repetitiva no deja de ser sorprendente. Y es que la unidad de Hemodinámica de este hospital solo atiende infartos de lunes a viernes, de 8:00 a 15:00 horas, condenando así  a los pacientes que sufren un infarto fuera de este horario a un traslado al Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, a 50 kilómetros de distancia”.

Por lo tanto, la situación se convierte en crítica si algún habitante de Cartagena y su área de influencia tienen el infortunio de sufrir un infarto en un horario que no sea de mañana o entre semana.

Soler ha recordado que “resulta inaceptable el hecho de que solo una decisión meramente política es la responsable de que no se atienda las 24 horas, ya que en el municipio tenemos los medios necesarios para hacerlo”.

A este hecho, ha añadido la edil, “se suman los desplazamientos de familiares, por imperativo, hasta la Arrixaca, con el gasto que conlleva, soportando, además, una situación de máxima incertidumbre por desconocer el estado en el que se encuentra el familiar infartado, que es trasladado en una ambulancia, a máxima velocidad y en dirección contraria a su ciudad”.

Posteriormente, María José Soler ha precisado que “este escenario no solo sucede con los infartos de miocardio. También con los ictus o los accidentes vasculares debido a la obstrucción de arterias por un trombo, problemáticas donde reaccionar a tiempo puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte”.

La concejal de MC ha censurado una circunstancia que “se está dando desde hace algunos años en el área de Salud II, integrada por Cartagena, Mazarrón, La Unión y Fuente Álamo, municipios que precisan este servicio y claman por él. Conseguir que sea permanente e interrumpido es una cuestión irrenunciable”.

Soler ha concluido afirmando que “los pacientes de estos municipios merecen los mismos derechos en cuanto a su atención hospitalaria que otras zonas de la Región, ya que existen los medios”. “La vida de un ciudadano de esta área vale lo mismo que la de un vecino del municipio de Murcia”, ha sentenciado.

A %d blogueros les gusta esto: