*Declaraciones de Isabel García

 

MC aboga por desarrollar, de la mano de los comerciantes y técnicos, un plan riguroso y efectivo

Esta mañana, la viceportavoz del Grupo municipal MC Cartagena, Isabel García, ha participado en la sesión de la Comisión de trabajo de Dinamización Comercial del Consejo Municipal de Comercio, en cuyo orden del día figuraba el Plan de Impulso al comercio de proximidad.

Se trata de una enmienda de la formación cartagenerista al Proyecto de Presupuesto del Excmo. Ayuntamiento de Cartagena para 2018. Simboliza la voluntad de MC de reforzar la actividad del comercio minorista como vehículo generador de empleo. Por ello se entendió como imprescindible la ejecución de un plan de impulso al comercio de proximidad que se debería canalizar a través del Consejo Municipal de Comercio.

A la salida de la reunión, Isabel García ha lamentado “la cortedad de miras del gobierno socialista que, en vez de aprovechar nuestra enmienda para hacer el Plan  de Acción Comercial que llevan años reclamando las asociaciones del sector, lo vuelven a limitar a un mero reparto de subvenciones, es decir, dinero”.

Este hecho es la constatación de que “el PSOE no tiene un plan. Ni para el comercio ni para Cartagena. La planificación no entra en su vocabulario”, ha puntualizado la edil.

Acto seguido, Isabel García ha valorado la actuación de Carmen Martín, la responsable de la Concejalía de Comercio, quien “haciendo gala de su desconocimiento, prepotencia y falta de cualificación  para estar al frente de la Concejalía, se empecina en no escuchar a las asociaciones, las voces autorizadas que conocen de primera mano su realidad y, por lo tanto, las más indicadas para convertir el plan en una herramienta efectiva”.

 

El modelo socialista de obviar procedimiento y criterio técnico

Resulta obvio deducir que a nadie le amarga un dulce. Y si ofrecen dinero, las asociaciones no van a oponerse. Aunque varias de ellas han coincido en el posicionamiento expuesto por García. “Resulta incongruente empezar la casa por el tejado. Es necesario un Plan para el pequeño comercio que tenga entre sus principales objetivos identificar las carencias del sistema comercial, proponiendo soluciones que, aplicadas de forma progresiva, favorezcan un modelo comercial equilibrado para todo el municipio. Las necesidades en el centro no son las mismas que en los barrios o zonas de playas”.

Posteriormente, García ha añadido que “la desvergüenza socialista no tiene límites. Durante la comisión de trabajo han intentado que las asociaciones aprobaran unas bases de subvenciones en 2018 para el Plan de Impulso al comercio de proximidad sin conocerlas. Les piden su visto bueno sin conocer su contenido y sin que los técnicos tengan muy claro qué actuaciones son susceptibles de ser subvencionables. Es decir, la táctica socialista de aprobar procedimientos de forma atropellada y sin aval técnico. Afortunadamente se ha acordado que se remitirán a todos por correo para recibir sus aportaciones en una nueva reunión que tendrá lugar la próxima semana en la que también se perfilarán las líneas del verdadero Plan”.

 

MC, junto a los comerciantes, para conseguir la efectividad del Plan

En esta coyuntura, la viceportavoz cartagenerista ha puntualizado que “MC trabajará de la mano de las asociaciones para que el Plan, que nuestro Grupo municipal ya tiene avanzado, vea la luz y, de una vez por todas, en el Gobierno socialista se trabaje con visión de futuro, aunque sea de forma obligada y gracias a nuestro empuje”.

“Asistiremos a la siguiente reunión de la comisión para ver si realmente se avanza. Esperemos que realmente sea la próxima semana, y no haya que esperar más de un año, ya que la última reunión se produjo el pasado 31 de marzo de 2017”, ha concluido.

 

A %d blogueros les gusta esto: