*Declaraciones de la viceportavoz del Grupo municipal MC Cartagena, Isabel García

 

El Grupo municipal cartagenerista ha mantenido una reunión con la asociación de Comerciantes del Mercado

Esta mañana, el Grupo municipal MC Cartagena, representado por su portavoz, José López; viceportavoz, Isabel García, y los ediles Ricardo Segado, Francisco Calderón y María José Soler, junto al presidente de la formación cartagenerista, Jesús Giménez, han mantenido una reunión con miembros de la Asociación de Comerciantes del Mercado de Santa Florentina, entre los que se encontraba su presidente, José García.

Durante la cita, los comerciantes han expuesto a los concejales de MC su descontento por la batería de incumplimientos realizados desde el Gobierno socialista, incapaz de efectuar las anunciadas actuaciones prometidas hace dos años, siendo responsable del área de Estrategia Económica la actual alcaldesa, Ana Belén Castejón, quien “consciente de sus cotidianas limitaciones, terminó sacudiéndose las pulgas para que la responsable fuera su abnegada ‘maestra liendre’, la superconcejal Carmen Martín, conocedora de todas las áreas de Gobierno”.

A día de hoy, las únicas mejoras concretadas son una notable mejora en la iluminación del emplazamiento y la instalación de cámaras de videovigilancia, medidas ejecutadas desde el área de Desarrollo Sostenible bajo responsabilidad de MC.

Los ediles han tomado nota de las “numerosas promesas realizadas desde la Alcaldía que, como es habitual, son eso, declaraciones vacías de proyecto y que se caen con la rapidez de un chispazo fotográfico. Como en el resto del municipio, en el mercado de Santa Florentina, Castejón defrauda”, ha comenzado la viceportavoz de MC, Isabel García.

 

Chapuza Caostejón

La concejal ha profundizado en las numerosas quejas recibidas, empezando “por esa obstinación de actuar de espaldas a todos y desechando cualquier aportación y consejo. Castejón ordenó, a su estilo totalitario, desoyendo las necesidades de los comerciantes que reclamaban puesto de frutería. Pues bien, su respuesta fue habilitar espacios para la venta de pescado. No sé si por provocación, incapacidad o prepotencia, pero así fue”. En este sentido, los comerciantes han puesto de manifiesto sus dudas en cuanto al proceso de adjudicación de los puestos debido a “la habitual falta de transparencia socialista”.

Otro de los grandes problemas, cuya solución fue proclamada por Castejón, se refería a la habilitación del sótano subterráneo para facilitar la llegada de clientes, cuestión en la que “no se ha avanzado lo más mínimo. Es otra de las promesas que hacen esclava a la alcaldesa, quien anunció que se destinaría una partida abierta para su acondicionamiento. Dos años después nada se sabe de esa medida, a pesar de tratarse de una actuación indispensable para conseguir que el mercado siga siendo atractivo y competitivo frente a las grandes superficies”.

La reunión ha finalizado poniéndose de manifiesto otras promesas que “han caído en saco roto. Como la remodelación de los puestos laterales, los de las filas delanteras o el arreglo de la cubierta. En definitiva, la táctica socialista de prometer, fotografiar y defraudar. Por ese orden, una regla que siempre se cumple”.

A %d blogueros les gusta esto: