• Jesús Giménez, sobre el pago de peajes de los habitantes de la Comarca de Cartagena

 

  • El presidente de MC aborda la actualidad en materia de Justicia

 

Esta mañana, el presidente de MC Cartagena, Jesús Giménez, ha reclamado “la coordinación de los gobiernos regional (del PP) y nacional (del PSOE) para eliminar los peajes de Cartagena a Alicante y a Vera”.

Con esta declaración de intenciones ha comenzado su argumentación el dirigente cartagenerista, quien ha aludido a “una responsabilidad que debe liderar el PSOE, que anuncia una batería de cambios, pero ninguno de ellos ha llegado a Cartagena. Pero también el PP regional, para irse dignamente y trabajar durante sus últimos meses por toda la Región y no por una ciudad única. Aunque la cacicada del servicio de taxis de Corvera hace pensar que prefieren ‘prepararse’ una madriguera a salir a campo abierto a buscar futuro”.

 

Inversiones y Murcia sin peajes

Al hilo de la explicación de Giménez, cabe recordar que, tal y como confirmó el actual ministro de Fomento, José Luis Ábalos, desde el próximo 1 de enero de 2020, se podrá viajar por la AP7 desde la ciudad de Murcia a Barcelona sin abonar peajes.

Del mismo modo, conviene reseñar que el Gobierno de Rajoy “en sus últimos estertores anunció que invertirían más de 600 millones de euros en la circunvalación de Murcia, arco noroeste lo llaman. También en el tercer carril de la A7, de Murcia a Crevillente, para aliviar el tráfico hacia Alicante”.

En opinión de Jesús Giménez, “son dos obras cuya única fundamentación radica en el centralismo enfermizo que afecta a esta Comunidad Autónoma, lo que provoca el colapso de Murcia por no planificar con criterio y sí con gula o avaricia”.

 

Cronología de una discriminación

El presidente de MC se ha remontado a 1990, con el PSOE ostentando la responsabilidad en los gobiernos regional y central, fecha en la que se inauguró la A7 (tramo Alicante- Murcia), con la que se llevó a cabo el primer desvío del Corredor Mediterráneo para dejar fuera a Cartagena y el resto de municipios ribereños. Una desviación que es la misma que padecen ahora con el ferrocarril y que nos transmiten”.

Once años después, en 2001 se inauguró la autopista de peaje Cartagena-Alicante, a la que se le ha bautizado como ‘autopista fantasma’ y que cuenta con una concesión a 50 años, si bien la inversión se cifró en unos 250 millones de euros.

En 2007 llegaría el proyecto estrella del PP, la ‘autopista del sonrojo’, la Cartagena-Vera, también de peaje y “tan rentable como la anterior, con 600 millones de euros de inversión. Desde el 1 de abril, Fomento asumió su gestión tras rescatarla”.

 

Infraestructuras inutilizadas

Tras lo expuesto, Giménez ha concluido que “para cualquier ser humano bienintencionado es sencillo deducir que existen dos infraestructuras inutilizadas que cruzan la Región, que constituyen el verdadero Corredor Mediterráneo y que no deben ser de peaje debido a su interés general”.

“La simple eliminación de estos peajes”, ha continuado, “además de ser una medida justa y solidaria, reduciría el tráfico de la sobrecargada Murcia evitando nuevas inversiones que son innecesarias”.

Ha precisado, al tiempo, que favorece el hecho de que “la autopista a Vera es estatal a día de hoy y el precio de recuperar la de Alicante no puede ser superior a lo que costó, de tal manera que ‘sobrarían’ más de 400 millones de euros para otros proyectos”.

Una circunstancia que le ha hecho afirmar que “si desde Cartagena, La Unión, Mazarrón o San Javier pagamos peajes obedece únicamente a una decisión política de PP y PSOE. A ellos hay que exigirles el cambio”.

 

Proyectos en materia de Justicia

Abordando otros asuntos de interés, en este caso en materia de Justicia, Giménez ha remarcado que “el actual Ejecutivo, con el actual delegado del Gobierno, Diego Conesa, tuvo una ‘arrancada de caballo’, anunciando en junio que el Juzgado de Instancia número 7 arrancaría el 30 de septiembre. Mientras, Castejón proclamaba a los ‘cuatro vientos’ que el futuro de la Ciudad de la Justicia estaba en la parcela propiedad del Ministerio de Defensa entre la avenida Reina Victoria y la calle Ángel Bruna”.

Un incumplimiento que supone “la comprobación de que el PSOE es un Gobierno placebo, porque anuncia de todo para no hacer nada. No nos engaña”.

Ha finalizado afirmando que “por eso, además de seguir fiscalizando esta falta de actuación, en el Pleno de mañana preguntaremos por las razones, aparentemente turbias, que llevan al PSOE a no convocar el concurso de urbanizador del CC1, del que dependen proyectos como la Ciudad de la Justicia y el coso Multiusos, y que estuvieron en manos de Barreiro y Alonso hasta que el alcalde José López ejecutó los avales por incumplimiento”.

 

A %d blogueros les gusta esto: